COLUMNA GÉNERO MUJER

MADRES HAY MILESImage

No sabemos hacia dónde mirar para no encontrarnos con la violencia que  acecha  y  avanza  como un líquido bastante  espeso  para colarse    por todas las  rendijas  visibles e invisibles. En algún momento sabremos que nos ha alcanzado, y probablemente será tarde para contarlo   y más aún   para comprenderlo.  En las últimas  semanas han  aumentado  aún más los casos de los niños y niñas, de bebés  y adolescentes que han sido víctimas de armas de fuego, de balas perdidas que  se refugian en  la cabeza de  estas criaturas mientras juegan o duermen, mientras cruzan la calle para ir a la bodega ,mientras  están ajenas a la violencia  ejercida   principalmente  por  hombres , que en su juego  aprendido  violento de cada día , están atrapados en historias difíciles  y ” naturales” ,  todas tan  antiguas y nuevas  que  les exigen  muestras de   virilidad  a toda prueba  y     exhibirla    en  el campo de batalla- que es todo el país-  y por eso y aquello   se disparan, te asaltan ,  se matan y nos matan .

La celebración que acaba de festejarse  para homenajear a las madres, para muchas habrá  sido un día  más de los   dolores atajados  en el cuerpo y en el alma, otro   día de no olvido  y de pedir justicia,  que justamente  no hemos conmemorado colectivamente  como debíamos,   solidariamente , como una tarea  destinada  a  exigir una vez más  el cese de la violencia, medidas que por lo menos  pudieran significar su disminución y el  fin de la impunidad,     al lado de tantas madres, miles,   que  en nuestro país se  han quedado   sin sus  hijos/as en medio de  situaciones tan  inverosímiles como despiadadas  .

 

LA HISTORIA DE NUNCA ACABAR

El hombre violento, con la violencia marca su territorio y deja sentado que tiene el poder. Al mismo tiempo que significa  el vínculo entre virilidad y sexualidad.
Gisèle Halimi,

  Bajo el mismo grito escuchado  en Chile  y Argentina en la década de los setenta  :    “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, más de 500 madres, esposas e hijas de personas desaparecidas y asesinadas de Chihuahua, Coahuila, Sinaloa, Nuevo León, Guanajuato, Colima, Tamaulipas, Jalisco y el Estado de México, marcharon por la capital mexicana  .  Para darle sentido  real a la denuncia,  varias participantes habrán gritado   “ Vivas se las llevaron, vivas las queremos “, para nombrar a sus hijas, para darle claridad a la denuncia ,   para que las mujeres asesinadas  existan   y se haga visible esta tragedia que  enluta  a miles de madres  y familiares  que deben dedicarle su vida entera a esclarecer lo ocurrido y a tratar de impedir que siga ocurriendo.

Las atrocidades  tienen lugar principalmente  en el estado Chihuahua,  por lo general,  en contra  de mujeres jóvenes y de escasos recursos, “las muertas de Juárez” , a las que se les tortura  – violación y mutilación –   antes de matarlas ;  la palabra tortura no necesariamente es  la adecuada;  se pretende utilizar   una  que englobe el sufrimiento de la víctima y la perversidad del victimario , conscientes de que  para nombrar  las atrocidades de que son víctimas , se requiere de   una palabra  que abarque  la  dimensión de los hechos  que nos cuesta concebir  .  Como en los  casos de extrema felicidad o extremo dolor, solemos decir que no tenemos palabras para decir o explicar  tal cosa.  Así ocurre con  los  hechos de violencia   cuando son descritos  de manera pormenorizada, no tenemos palabras,  “no nos cabe en la cabeza” la barbaridad cometida   por  un grupo de hombres  que odian a las mujeres y las matan , en contextos de narcotráfico , o los que sean.

Como dice Anel Hernández Sotelo en www.nosotrasenred.org/feminicidio/art02.html,  desde hace más de una década, ser mujer en Ciudad Juárez, Chihuahua, es sinónimo de depredación, devastación, robo, violencia, mafia y abuso de autoridad. La negligencia y la corrupción de las autoridades mexicanas, tanto estatales como federales, han contribuido a fomentar este ambiente de terror que se vive al norte de México, dando paso a que el “estado de derecho” se encuentre en manos de narcotraficantes que reciben protección de los gobiernos mexicanos y estadounidenses.

MUJERES DESECHABLES

La pasividad e ineficiencia  de las autoridades son   puntos  críticos  en el marco de los altos índices de   impunidad.  El manejo de las cifras   de mujeres asesinadas  en México es controversial y las  estadísticas gubernamentales coliden  con  las  estadísticas de organizaciones  de derechos humanos.   “En el año 2010 se registraron cerca de 500 asesinatos de género en Chihuahua, lo que convierte a este estado y, especialmente, a Ciudad Juárez en el lugar más peligroso de México para las mujeres”

Una vasta  filmografía  entre documentales y películas  sirve de base para continuar la denuncia  alrededor del mundo.  Algunos de los tantos casos han sido llevados ante la    Corte Interamericana de Derechos Humanos  CIDH,  quien  emitió en diciembre de 2010 una sentencia histórica en la que responsabilizaba al Estado mexicano por la muerte de tres mujeres ocurrida en 2001. Ante las  cifras de muerte, la sentencia  resulta simbólica, aunque  se  interprete  que la misma   se refiere  a  la  indiferencia de las autoridades  y al incumplimiento del deber del Estado para  proteger la vida de  la ciudadanía,  y que al dejar de actuar y  plegarse de manos se convierte en cómplice.

También se discute “el propio concepto de feminicidio, pues algunos autores/as  manifiestan que dicho concepto sería mucho más amplio que el de homicidio o asesinato y comprendería además la dejación de perseguir la violencia contra las mujeres por parte de las autoridades.   El  documental ” Juarez: la ciudad donde las mujeres son desechables (2006),  dirigido por Alex Flores y Lorena Vassolo, su título es más que elocuente.

 

Invitación

Universidad de Carabobo Facultad de Ciencias de la Salud

Dirección de Investigación,   sede Aragua

  SEMINARIO-TALLER GÉNERO Y ACOSO LABORAL

Facilitadora :  Dra Margarida Barreto, de la Universidad de Sao Paulo-Brasil

Lugar :   Centro de Estudios en Salud y Trabajo de la U C – Maracay

Fechas: del 11 al 15 de junio,  de 8am a 1pm.

 Inscripciones  hasta el 18 de mayo  por medio del correo: cestuc@gmail.com

Información  tlf.: 0243 8710205 (de 8am a 3 pm)

El acoso laboral es una situación muy extendida en nuestro país, frecuentemente banalizada y quienes la padecen desconocen los recursos personales e institucionales que pueden usar para combatirla. Con esta actividad pretendemos sensibilizar y contribuir a la formación de actoras y actores clave para su reconocimiento, atención y prevención.                                                                      

Anuncios

0 Responses to “COLUMNA GÉNERO MUJER”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




mayo 2012
L M X J V S D
« Abr   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Únete a otros 50 seguidores

Blog Stats

  • 14,689 hits

A %d blogueros les gusta esto: