FRENTE NACIONAL DE MUJERES A LA MUD

Caracas, 25 de octubre de 2011

Ciudadanos

Ramón Guillermo Aveledo

Secretario Ejecutivo y demás integrantes

De la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)

Presentes.

Apreciados compañeros.

El Frente Nacional de Mujeres (FRENAMU), organismo integrado por altas representantes de los partidos políticos de la alternativa democrática así como de diferentes ONG, que trabajamos en la defensa de los derechos políticos, económicos, sociales y culturales de la mujeres, se dirige a ustedes en ocasión de presentarles  la propuesta de programa de gobierno en materia de género que debe formar parte del Programa Integral que la MUD presentará al  pueblo venezolano para la construcción de un país donde impere la justicia social con equidad e igualdad para todas y todos.

Tales propuestas recogen no sólo la opinión de las mujeres organizadas del país, sino también aquellas que tanto a nivel nacional como internacional han producido las agendas generadas e impulsadas por los movimientos de las mujeres en ambos planos. Muchas de ellas recogidas en instrumentos de la Organización de las Naciones Unidas, entre otras destacan la CEDAW (Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, 1979) y su Protocolo Facultativo (1999), el Programa de Acción en Derechos Humanos (Viena 1993), el Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (El Cairo 1994), la Plataforma de Acción para la Mujer (PAM) de Beijing (1995). Y de la OEA, la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (Convención de Belem do Pará, 1994).

Todas esas Convenciones han sido aprobadas por el Estado venezolano y convertidas en leyes de la República, incluso la Constitución del 99 en su artículo 23 consagra:

“Los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno, en la medida en que contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorables a las establecidas por esta Constitución y la ley de la República, y son de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público”.

Venezuela firmó su adhesión a la CEDAW en 1980 por el gobierno de Luis Herrera Campins y en 1982 el Congreso Nacional la hizo ley de Venezuela, en el 2000 el país firma su Protocolo Facultativo. Con base en dicha ley, el 28 de septiembre de 1993 se aprueba la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer (LIOM) aún vigente. El segundo gobierno de Caldera aprobó la PAM de Beijing (1995) y su Ministra Mercedes Pulido el Informe de la Conferencia de Población y Desarrollo de El Cairo (1994). También en este periodo, en 1996, se consagra la cuota del 30% de mujeres en las directivas de los partidos y en las listas propuestas para cualquier proceso de  elecciones en el país al aprobarse la Ley de participación y partidos políticos.  En enero de 1995 el Congreso Nacional dictó la Ley aprobatoria de la Convención de Belem do Pará, y el 98 la Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia. La Asamblea Nacional aprueba en el 2006 la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LODMVLV), que amplia la anterior.

Varias de esas leyes y disposiciones aún están vigentes pero han sido dejadas de lado por el actual gobierno, es el caso de la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer, el Título VI de la Ley Orgánica del Trabajo, etc. Y lo que es más grave han eliminado la cuota de 30 % para las direcciones de todas las organizaciones y partidos políticos y en las listas electorales,  decisión a todas luces, atentatoria contra la progresividad de los derechos humanos de las mujeres, lo que constituye un flagrante retroceso no solo doctrinario y conceptual, sino que encierra un acto de injusticia y miopía política inaceptable e incomprensible en una época donde  en la mayoría de los países democráticos, se reconoce a la mujer como un factor determinante no solo en la consolidación de la familia, sino   de la estructura política, socioeconómica y cultural de una nación.  Todo esto, producto de largas luchas donde muchas mujeres ofrendaron su vida para dejar un legado de justicia, igualdad y paridad a las generaciones futuras.

El gobierno de Chávez además ha puesto a la institucionalidad creada por leyes anteriores, como el Instituto Nacional de la Mujer, y  al Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Equidad de Género, de más reciente puesta en funciones, al servicio absoluto de su trabajo clientelar, igual con todos los programas sociales especiales para el sector, y además minimizó la Comisión para Asuntos de la Mujer de la Asamblea Nacional.

En nuestro país, fueron las luchas realizadas por mujeres organizadas desde el año 1936, que enviaron un documento con peticiones concretas al General López Contreras, Presidente del país desde la muerte de Gómez, las que lograron avances significativos en materia educativa, laboral, social, cultural. La lucha por la Reforma del Código Civil de 1982 es una muestra importante de ese largo proceso, igual los 5 años de trabajo para que la LOT naciera en 1990 con el Título VI de Protección para la maternidad y la familia, así como las realizadas para lograr la aprobación en 1998 de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia que se propuso desde la Comisión Bicameral para los derechos de la Mujer y fue trabajada durante tres años con mujeres de las ONG, Academia, etc, igual se hizo con la vigente Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (2006), que la sustituyó desde el 2007.

Este es un momento esencial para rescatar la democracia venezolana, que requiere de todos sus hombres y mujeres para la construcción de un modelo de Estado sustentado en una democracia paritaria. Nosotras nos sumamos al llamado de las principales mujeres lideresas del mundo en el marco de la 66ª Asamblea de la ONU recién realizada, encabezadas por Michelle Bachelet, Hillary Rodham Clinton, Dilma Roussef y Helen Clark (Administradora del PNUD),   para reclamar el derecho de inclusión directa de las mujeres en los gobiernos de sus países, “como un paso decisivo para la democracia, la paz y el desarrollo social y económico sostenible”, en su declaración conjunta se reafirma “el derecho humano de la mujer a participar en el gobierno de su país, en forma directa o a través de representantes elegidas libremente, en igualdad de condiciones con el hombre.”

En su discurso Michelle Bachelet, directora ejecutiva de ONU Mujeres señaló que: “la igualdad de género será posible sólo con la solidaridad de tanto las mujeres como los hombres. Esta solidaridad no se da súbitamente sino que debe ser aprendida y conseguida compartiendo las tareas y responsabilidades diarias en nuestras familias, nuestras comunidades, en la vida pública y cívica, y en los recintos del poder.” Aquí estamos exigiéndoles que contribuyan a hacer realidad estos postulados en el contexto venezolano.

El movimiento de mujeres en Venezuela ha desarrollado varias agendas elaboradas de manera plural, con participación de muchos partidos y organizaciones de mujeres gubernamentales y no gubernamentales y de ONG de la Sociedad Civil, que se han presentado a candidatos presidenciales, a parlamentarios y parlamentos, a partidos políticos. Hemos logrado importantes avances, pero los partidos, centrales de trabajadores, gremios, sociedad civil, siguen siendo refractarios a dichos planteamientos, muy especialmente cuando ellos tocan espacios de poder y toma de decisiones. La debilidad del ejercicio de ciudadanía en el país sigue siendo frágil aunque no sólo del lado de las mujeres, estamos por debajo de la media de la representación femenina en los parlamentos de América Latina y el Caribe que es de 19% de mujeres si aplican cuotas, sino es apenas del 14%, para dar un solo dato.

De dichas agendas precisamos  las proposiciones fundamentales y las tareas urgentes a acometer en materia de género en Venezuela.:

1)       En la “AGENDA de las MUJERES para el trabajo PARLAMENTARIO y LEGISLATIVO 2006-2011”, el Movimiento Amplio de Mujeres (MAM) que incluyó la unidad de mujeres y organizaciones de todos los sectores políticos de gobierno y oposición, y organismos no gubernamentales, académicos y sociales del país, realizaron ante esa Asamblea Nacional una serie de propuestas en lo parlamentario y en lo legislativo. La propuesta parlamentaria exigió y la reiteramos: “La activación de la COMISIÓN PARLAMENTARIA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES Y EQUIDAD DE GÉNERO: que asegure una defensa activa, continua y concentrada a favor de la igualdad de género. La existencia de esta Comisión es estratégica para el logro de un marco de políticas estatales coherentes con miras a lograr la Igualdad de Género. Que abarque todas las iniciativas legislativas y de los poderes públicos, y se ocupe de monitorear el cumplimiento de las leyes a favor de las mujeres por los órganos de la administración del Estado en todos sus niveles.

La COMISIÓN PARLAMENTARIA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES Y EQUIDAD DE GÉNERO deberá establecer articulaciones con las instancias del Poder Ejecutivo y demás poderes del Estado competentes en las materias de los Derechos de las Mujeres y muy especialmente con INAMUJER; así como relaciones con las Organizaciones de Mujeres que permitan desarrollar procesos de intercambio con sectores sociales, procesos de exploración y recepción de demandas de la sociedad, sensibilización sobre criterios de género para la elaboración de leyes, búsqueda de alianzas y/o consensos parlamentarios y seguimiento a la aplicación de las leyes por los demás poderes del Estado.” (VER ANEXO). En la actualidad nosotras agregaríamos al MINPOPOMUJER y EQUIDAD DE GENERO, que no existía en el 2006, entre las articulaciones que debería establecer a nivel público la Comisión propuesta.

2)        Elaborar e implementar un Plan Nacional para la Igualdad y Equidad de Género, que incluya la transversalización de todas las áreas del Plan de la Nación.

3)       Incluir en la Ley Electoral y de Participación Política, así como en la    de Partidos políticos la paridad (50/50) entre hombres y mujeres, o la llamada zona de paridad de género (ni menos de 40, ni más de 60% para Hombres y mujeres).

4)       Elaborar un Presupuesto Sensible al Género que impulse el paso de la igualdad formal a la igualdad real entre hombres y mujeres del país, al permitir la eliminación de las desigualdades y de las discriminaciones de cualquier tipo en nuestra sociedad, mediante la orientación de recursos del Estado para instrumentar políticas de igualdad y transparencia en el uso de los recursos.

5)       Elaborar e instrumentar un Plan contra la Violencia hacia las Mujeres y de Género para luchar por la erradicación de este flagelo que constituye un grave problema de salud pública. Asignar presupuesto suficiente a las instituciones gubernamentales y ONGs nacionales, regionales y locales que apoyan a las mujeres víctimas de violencia, crear suficientes Fiscalías del Ministerio Público, Tribunales de Violencia contra la Mujer y Casas de Abrigo según lo establecido en la Ley y ejecutar planes de formación idóneos y continuos dirigidos a capacitar a las y los funcionarios del Sistema de Protección de Violencia contra las Mujeres.

6)       Desarrollar un Plan Nacional para Educar en igualdad en todas las áreas del sector

7)        Desarrollar un sistema de información estadística confiable con perspectiva de género que registre toda la data de Venezuela desagregada por sexo, para garantizar la creación de indicadores de género en todas las áreas, que permitan conocer cualquier discriminación que exista en el país entre hombres y mujeres.

8)       Reclamar la rendición de cuentas de forma transparente y pública sobre todas  las políticas de género desarrolladas en Venezuela.

9)        Promulgar la Ley de Seguridad Social que incluya el derecho de las y los trabajadores remunerados y de las amas de casa a un sistema integral de Seguridad Social, articulado con políticas públicas que garanticen la calidad de vida y la ciudadanía plena de las mujeres.

10)     Crear la Comisión de Derechos Humanos de la Mujer en la Asamblea Nacional que de prioridad a la Agenda de la Igualdad y No Discriminación.

11)     Demandar a la sociedad civil organizada de mujeres, el monitoreo y seguimiento de la situación de los Derechos Humanos de las Mujeres de forma sistemática; a fin de incidir en las políticas públicas en esta materia.

12)     Reformar los Códigos Civil y Penal en coherencia con los Tratados Internacionales, la Constitución y demás Leyes que garantizan los derechos humanos de las mujeres.

13)     Es una tarea pendiente la cooperación entre el Estado y las organizaciones de mujeres para articular esfuerzos y recursos que garanticen el reconocimiento y respeto de los Derechos Humanos de las Mujeres.

14)    Promoción de la corresponsabilidad para la vida familiar y laboral tanto para hombres como para mujeres, y de la valoración del trabajo doméstico no remunerado, que contribuyan a la formación de familias más democráticas y que permitan una incorporación mas eficiente y eficaz de las mujeres en los partidos políticos y en el ejercicio de su ciudadanía.

Todas estas propuestas serían el inicio de un proceso para impulsar la verdadera igualdad y democracia para Venezuela, y para corregir las agresiones de el gobierno actual contra las mujeres venezolanas, que incluyen entre otras, la eliminación de la cuota del 30% en las listas de elegibles, la negación de la paridad, la no aprobación de una Ley para la Igualdad y Equidad de Género, la no aplicación de los presupuestos sensibles al género a pesar de haberse comprometido con organismos internacionales y nacionales para ello, la utilización clientelar abusiva de las organizaciones de mujeres y de las instituciones existentes para el sector, y de la burla por jactarse por nombrar mujeres en muchos ministerios, todas ellas sin la mínima conciencia de género.

Estamos como Frente Nacional de Mujeres, dispuestas a hacerlas realidad, por eso, exigimos a ustedes que se nos permita formar parte de la Comisión de Políticas Públicas de la MUD para defender las propuestas del movimiento organizado de mujeres en materia de inclusión de la perspectiva de género como eje transversal del Proyecto País que se formula y de sus programas y proyectos en todas las áreas que lo conforman, para  impulsar esa democracia paritaria por la cual luchamos.

Agradeciendo la atención de ustedes a la presente solicitud, nos despedimos. Atentamente.

Por el FRENTE NACIONAL DE MUJERES:
Mujeres de:  Acción Democrática (AD), COPEI, Un Nuevo Tiempo (UNT), Primero Justicia (PJ), Proyecto Venezuela (PV), Podemos, Movimiento al Socialismo (MAS), Alianza Bravo Pueblo (ABP),  Bandera Roja (BR), Fuerza Liberal (FL), Comando Nacional de la Resistencia, Mujeres del Petróleo, Mujeres Democráticas Unidas (MUDEMU), Fundación de Mujeres Latinoamericanas (FUNDEMUL), Federación Venezolana de Abogadas (FEVA), Mujer y Ciudadanía, Mujeres por la Libertad, Madres por la Vida, Centro de Investigación Social y Formación de la Mujer (CISFEM), Mujeres de la CTV, Mujeres de Fetraconstrucción, Vigilantes de la Democracia, Mujeres Demócrata-Cristianas de América latina y el Caribe (MUDCA),Comité por la libertad de los presos políticos, Mujer y Comunidad, Justicia y proceso Venezuela (JUSPROVEN), Ciudadanía Activa.
Anuncios

0 Responses to “FRENTE NACIONAL DE MUJERES A LA MUD”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




mayo 2012
L M X J V S D
« Abr   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Únete a otros 50 seguidores

Blog Stats

  • 14,689 hits

A %d blogueros les gusta esto: