COLUMNA GÉNERO MUJER

VIVIR EN VIOLENCIA

Vivir en violencia sabotea tu sueño, acelera tu corazón, nubla tus ojos con lágrimas constantemente, merma tu concentración, acelera tu respiración, te hace aparecer como irresponsable y te acerca a la desesperanza. Es vivir un terror nocturno inimaginable y desestabilizarse apenas el agresor destapa una botella de licor, cuando llega y cuando te vas a trabajar en la mañana y dejas a tu mamá a merced del agresor. Tu vida se oscurece.

¿Qué pasa  en la vida de las mujeres víctimas de violencia, mientras se reúnen las pruebas y los elementos de convicción?

Las mujeres de Los Teques tienen que ir a Caracas a hacerse los exámenes psicológicos, esos que deben decir que te han jodido por años, que tu vida está oscurecida, que tus noches están llenas de terror y que no estás fingiendo. Hacer fila con las decenas de mujeres de Caracas e ir una y otra, y otra vez. Al menos cuatro veces.

¿Bastarán los cuatro meses previstos en la Ley para realizar la Investigación? Para sobrevivir a la cola de los exámenes psicológicos, para que el agresor acuda a la cita para ser notificado?  ¿Bastarán para sobrevivir a la violencia?

¿Me daré por vencida? No, se lo juro que no… y Uds. compañeras tampoco lo hagan

Yelmi Urrutia

(Fragmentos de  la  carta pública de Y.Urrutia)

NINGUNA VA A DARSE  POR VENCIDA

El testimonio de Yelmi   es similar al de cientos de mujeres que se topan con una justicia patriarcal instalada en todas las instancias que nuestra ley ha previsto para atender las denuncias y procesos de las mujeres en situación de violencia.

No ha sido fácil ni lo será revertir el carácter patriarcal del derecho, pues como dice Alda Facio el derecho es el patriarcado mismo hecho ley, y nuestro ordenamiento jurídico no escapa a esta realidad.

Por esta razón, promover el cumplimiento de  las obligaciones internacionales en materia de los  derechos humanos  de las mujeres y mejorar el acceso a la justicia, es un tema que sigue  preocupando  y moviendo     a las organizaciones feministas  latinoamericanas ante los reiterados casos  de iniquidad en materia de    violencia de género.  Los avances  y compromisos que suscriben los estados,  a la hora de materializarse  para responder justamente   por los delitos  cotidianos denunciados , los vacíos,  castigos,  omisiones  y discrecionalidades, para muchas mujeres latinoamericanas, muy  especialmente las que viven por debajo de la línea de pobreza, en zonas rurales, indígenas o afrodescendientes,  ocupan el  lugar de la justicia.

El caso emblemático    de la  mujer aymará    Gabriela Blas, muestra una  administración de justicia impregnada de “las esencias” del sistema patriarcal.   Su realidad   es ampliamente conocida en Chile, y se llevó a las instancias del   sistema interamericano. A los 16 años  ella quedó embarazada, producto de una violación. Tuvo a su hijo, pero el acusado, sobreseído, la siguió acosando .   Gabriela  dedicada al pastoreo de ganado  se le  extravió su hijo de tres años, y  luego apareció muerto.    Fue condenada a 12 años de prisión y no se le permitió asistir al funeral. Este caso  describe de manera ejemplar   la  consustanciación  de la justicia y la ley   con el  patrón de dominio que  destila         la negación  de  los derechos  y  el castigo    . Gabriela  no fue acusada ni resultó sospechosa de la muerte del niño, pero la conclusión podría ser que  a una buena madre  no    se le  pierde un niño…

Gherardi, directora ejecutiva de ELA, Equipo Latinoamericano de Justicia y Género, manifiesta   que “la desigualdad, la discriminación y la marginación” explican los obstáculos materiales de muchas mujeres para acceder a la justicia.Pero aun cuando logran superar esas barreras y acceden al sistema, encuentran muchas veces “un tribunal de justicia cargado de estereotipos de género” producto de la falta de sensibilización que requeriría “un cambio cultural” de la sociedad”

A finales  de marzo ,  en audiencia especial  ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington ,  las mujeres de  Articulación Regional Feminista por los Derechos Humanos y la Justicia de Género, pertenecientes a Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México y Perú,   presentaron la  denuncia  por las distintas   situaciones  que resumen  un patrón común para varios países –  para nada   ajeno en Venezuela-    obviamente  después de haber denunciado   reiteradamente y sin éxito  en sus países, de acuerdo a los protocolos  pertinentes.   Fuente: http://enfoques365.net/noticia/41690/latinoamErica-donde-las-mujeres-no-encuentran-justicia

OBSERVATORIO DE SENTENCIAS JUDICIALES

El  OSJ es una herramienta de análisis desarrollada con el fin de empoderar a las mujeres de América Latina  de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú- mediante la mejora de la conciencia de los derechos de las mujeres y el conocimiento de los medios legales para hacer efectivos estos derechos.  Lamentablemente Venezuela no forma parte ni está incluida en el OSJ  y,   tanta falta que nos hace. En lo que si participamos   es el Informe Sombra  (informe alternativo  ante  el comité de la CEDAW, Convención para la Eliminación de Toda forma de Discriminación contra la Mujer ) para hacer visible la situación de las mujeres venezolanas   desde  la perspectiva de las investigaciones realizadas por el Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos (DDHH) de las Mujeres que incluye numerosas   Ongs especializadas en el tema de la violencia de género.   Los informes oficiales suelen ser demasiado optimistas   sobre el alcance de los derechos  y el diseño y  cumplimiento de  políticas públicas  derivadas de los convenios internacionales suscritos, que por lo general   no cuadran con la realidad.
El OSJ revela las decisiones judiciales de los Tribunales Superiores de Justicia en cada uno de los seis países, a fin de determinar el grado de cumplimiento de los derechos plasmados en la (CEDAW) por parte de los poderes judiciales locales y difundir las buenas prácticas en la defensa de los derechos de las mujeres.
El OSJ es uno de los componentes del Proyecto “Monitoring for Empowerment: Latin American Women´s Rights in the Media and the Courts of Law, financiado por el MDG3 Fund del Gobierno de Holanda, y coordinado por ELA.

Anuncios

0 Responses to “COLUMNA GÉNERO MUJER”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




abril 2012
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Únete a otros 50 seguidores

Blog Stats

  • 14,689 hits

A %d blogueros les gusta esto: