COLUMNA GÉNERO MUJER

El honor de  los “Núñez”

El honor machista  es un implacable mecanismo de venganza al que las leyes antiguas, explícitas en esta materia,   favorecían  exclusivamente  a  los hombres  por encima de los derechos y vida de las mujeres.  Este honor legitima y sublima cualquier conducta, vigente aun hoy en las costumbres, a pesar de todos los cambios legislativos.

La muerte de muchas mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas, obedecen a los oscuros intereses patriarcales, revestidos con la camisa del honor. También la historia está llena de padres que  actúan inescrupulosamente  para restituir  su honor, preferiblemente   en situaciones sexuales en las que están involucradas sus  hijas. El honor  de los hombres y la sexualidad de las mujeres van cosidos al sentido de propiedad.

El ciudadano  Núñez, argentino, empleado de una empresa de seguridad, sorprendió a su hija de 14 años y a su novio de 16   durmiendo  juntos. Al  ingresar a la habitación de su hija, los insultos, golpes  y amenazas,  fueron  su expresión  ante  la sorpresa.

“Andate de acá, te voy a matar, si no tirás, te tiro yo”. Los familiares  convocados por Nuñez al apartamento,  declararon que ante sus golpes y amenazas, el chico corrió al balcón, empezó a bajar por la pared hacia el sexto piso. Se contempla  la posibilidad de que fuera   empujado por el ciudadano en cuestión,  según testigos de edificios cercanos. Está acusado por   “homicidio simple”.

El honor machista suele  desgraciar  la vida de las personas con quienes conviven  los “Núñez”.   La violencia  está presente no sólo en lo que se refiere a la muerte,  como en este  caso; se trata de la violencia presente en la vida cotidiana. El machismo  mata y es monstruoso.

MISTERIO

 

El   reconocidísimo científico británico Stephen Hawking ,  de 70 años –   uno de los grandes físicos y cosmólogos  de la historia  – quien ha pasado la vida intentando despejar las grandes incógnitas del Universo,  considera que las mujeres son “un completo misterio”,  al que dedica la mayor parte de sus pensamientos, según  sus declaraciones.  Quizá el científico no le ha dedicado suficiente tiempo a repasar  las grandes injusticias que  han regido y aun rigen la vida de las mujeres, especialmente  las afganas, iraníes, somalíes, y más y más…

Nos gustaría recomendarle varias películas  por si podemos contribuir a la develación de tanto misterio.  Para empezar,  “La lapidación de Soraya”  del director Cyrus Nowrasteh  en la que se  critica    la hostilidad e intolerancia que sufren las mujeres en una sociedad donde la culpa parece ser siempre de ellas.

El film comienza con la radio de un automóvil anunciando a todo volumen los éxitos de la Revolución Islámica de 1979 en Irán.  En pocos segundos, en  el lecho de un río,  una mujer llamada Zarah  recoge y lava los huesos de su sobrina lapidada el día anterior; es  lo que queda después de que comieran los perros, porque no le permitieron enterrarla.   Los mulás del pueblo,   – por presión e interés del  marido para  deshacerse de ella para casarse con una joven que le ha sido ofrecida –   la acusaron falsamente de adulterio y la  condenaron a morir por lapidación.

La historia de Zarah y Soraya Manoucherhi  es verdadera, y fue documentada por primera vez en en  1994  ,en el libro del mismo nombre,   del periodista franco-iraní Freidoune  Sahebjam (1933-2008), quien recorrió en secreto su Irán natal en 1986 y se topó con la aldea de Kapuyeh. Allí conoció a Zarah, escuchó su relato y se comprometió a divulgarlo.

Más misterios  para el científico: Cuando dos hombres acusan a Soraya de adulterio, se le dice que como son ellos quienes presentan cargos en su contra, ella, por ser mujer, carga con la tarea de demostrar su inocencia. En cambio, si fueran mujeres que presentaran cargos contra un hombre, ellas tendrían que ocuparse de demostrar la culpabilidad de él.  Desde ese lugar, Soraya es hallada culpable y develado,  quizás,   uno de los misterios.

Siempre queda bien decir que las mujeres son un misterio, verdad, Stephen Hawking y compañía?  Es más  fácil  y elegante  que criticar la cultura patriarcal.

 

DEL CUADERNO

” En Irán la disposición de la lapidación fue eliminada por un comité parlamentario, pero no hay ninguna garantía de que no sea reinstaurada antes de llegar a una votación final o que el Consejo de Guardianes, que veta  la legislación por conformidad a la norma islámica y a la Constitución, no insista en restablecerla”, según  Tom Mackey, de Amnistía Internacional.

La práctica de matar a las personas adúlteras arrojándoles piedras fue originalmente judía. Ingresó en la ley islámica cuando el segundo califa Omar (581-644) declaró que, aunque podía hallarse el versículo en el Corán, Dios le había enviado un pasaje al profeta Mahoma proclamando que los adúlteras/os debían ser lapidados.

Debido a la gran desigualdad de derechos de género en Irán, muchas   mujeres apoyaron  en las elecciones del año pasado a candidatos reformistas como Mehdi Karroubi y Mir Hossein Moussavi, que se comprometieron a abordar la discriminación contra ellas. Pese a la violenta arremetida  policial, las mujeres salieron a las calles masivamente para protestar contra los resultados de los controvertidos comicios del 12 de junio, tras los cuales se anunció como triunfador al actual presidente Mahmoud Ahmadineyad, de línea dura.

 

Entre tiros y golpes

 

Cómo se llama esto?   Marta dice que ella  antes  no entendía como en tiempos de guerra la gente podía ir al cine o a una fiesta familiar. Ahora se le ha aclarado el panorama.  Según ella,  el miedo y el horror coexisten en unos espacios permeables que se funden  con   las rutinas, la vida corre entre  lo subterráneo y lo superficial. Son mecanismos, aclara, no es que no esté pasando nada, en todo caso, es como si no estuviera pasando, es como si no nos quisiéramos dar cuenta,  pero igual pasa, igual afecta.

Otra   gente  dice que la cosa está violenta, o mal, o peligrosa,  pero  escuchar   “la cosa está cruel por aquí”, sonó  como  algo nuevo que pudiera tener más  carga significativa   ante las situaciones  de violencia que vivimos.  Preguntarnos  qué nombre le ponemos  a eso,  de algún modo significa que no tenemos palabras  para la gravedad de los hechos….  la muerte a golpes del  albañil Juan Alberto,  como respuesta del dueño del perro y sus amigos  a causa de su  reclamo  por  las agresiones del  pitbull  …  Igual no hay que hacer nada para que alguien te mate.  Liseth Rivero  lo sabe  bien, es   la mamá de Daviely  –  la niña de 7 años baleada dentro de su casa, o  el trabajador del CDI  agredido en su puesto de trabajo  y muerto  también a causa de los golpes, o  la familia amenazada por el niño Abraham  quien “anda loco por vengar la muerte de su padre”… La lista es demasiado larga… y el dolor y la incertidumbre  puede recorrer la lista completa.

Anuncios

0 Responses to “COLUMNA GÉNERO MUJER”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




enero 2012
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Únete a otros 50 seguidores

Blog Stats

  • 14,689 hits

A %d blogueros les gusta esto: